03 junio, 2013

Horizonte

Queridos lectores, seguro que discrepamos en muchos temas. Es lo normal, lo necesario y lo más saludable. Considero que la confrontación de ideas sirve para estimular la inteligencia frente al pensamiento único. Ahora bien, existe algo innegable, con escasas sombras y evidentes luces, que oxigena el sistema democrático: la conciencia ciudadana. Sí, me refiero a la participación individual y colectiva: la creación de grupos que pugnan por esos derechos que tantos años ha costado consolidar y que hoy se desmoronan como un castillo de naipes. Algún día se valorará -en su justa medida- el papel de las diferentes plataformas sociales. Y no voy a entrar en detalles, ya que “haberlas, haylas” de todos los colores y sabores.

En esta ocasión, quiero subrayar el esfuerzo de vecinos, ecologistas y algunas autoridades frente al proyecto de construcción de un campo de golf en la finca El Garzo de Las Matas. Reflexión: en una época en la que continuamente nos atemorizan con términos como crisis, desempleo, recesión, recortes… y nos aseguran que todo está paralizado, miles de personas de la zona noroeste de la Comunidad de Madrid asisten cariacontecidos al devenir de 400 hectáreas -reserva de la biosfera- de un parque incluido en la red Natura 2000. ¿Por qué? Porque igual se convierte en otra cosa, pese a albergar múltiples especies de flora y fauna entre su patrimonio natural (de valor incalculable). Me indican desde la Plataforma en Defensa de la Finca de El Garzo que en Madrid hay unos 60 campos de golf y que, a pocos kilómetros de este paraje protegido, desde 1972 se encuentra el Nuevo Club de Golf, ergo no ven urgente la infraestructura prevista. Sospechan que se convertirá en un coto reservado para socios y que tocará recurrir a la Comisión Europea. Los detalles, en la web salvemoselgarzo.org. Y que cada uno juzgue.
Que se conozca con rigor el caso y se fomente el debate, acaso lo más conveniente para todos.

No entiendo de golf ni me disgusta este deporte, mi intuición para los negocios (¡la economía, estúpido!) es la del español medio (la culpa fue de la burbuja inmobiliaria, del reparto desigual de la riqueza y otros clichés asaz ciertos), no sé demasiado de ecologismo más allá de mi humilde apego por el medio ambiente o los trucos para ahorrar energía, pero recuerdo las horas que hemos disfrutado muchos en El Garzo. Desde bien pequeños, allí hemos jugado, paseado o soñado con otros mundos mientras oteábamos el horizonte de la capital…

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

www.cangrejerosencandela.blogspot.com

03 junio, 2013  
Anonymous Anónimo said...

¡¡¡¡BRAVISIMOOOOO!!!!

03 junio, 2013  
Anonymous Anónimo said...

www.quierotocarlasestrellas.blogspot.com

04 junio, 2013  
Blogger Jorge García Palomo said...

¡Gracias por el seguimiento! ¡Veo que los artículos se multiplican por las redes! ¡Gracias por la motivación que supone y espero críticas (constructivas)! ;) ¡Salud y abrazos!
¡Y feliz Día del Medio Ambiente, ya que estamos! ¡Cuidaos mucho!

05 junio, 2013  

Publicar un comentario

<< Home