14 diciembre, 2009

Ni frío ni calor

Cero grados, aclaro. Hoy Madrid respira un ambiente gélido, soleado pero áspero, de una crudeza inusitada. Y más cuando antes de ayer estábamos todavía despidiendo otro verano eterno. Ríete del cambio climático: mientras los Gobiernos desvían la mirada, el mundo se rebela y ya no sentimos ni frío ni calor.

Leía estos días que vivimos sobreinformados (pensadlo bien: periódicos, teles, radios, Internet) y que tan perniciosa virtud genera apatía, desinterés, anomia y conformismo entre la gente. Llega un momento en que nos importa un bledo que los sindicatos o quien sea se movilicen contra la crisis o por nuestros derechos, nos da igual que una activista evidencie la injusticia del Sáhara, que el Premio Nobel de la Paz justifique la guerra, que un fascista trasnochado manipule a jueces y velinas, que América Latina y África refloten o se hundan más todavía, que el Gobierno chino prohíba Internet y ejecute a disidentes, que Cuba o Israel conserven su anacronismo y desvergüenza, que la derechona acuse a un cómico genial de instigar una presunta y deplorable agresión a un periodista (con perdón por el gremio). Sí, sí, nos resbala que un futbolista gane más millones que toda una empresa junta, que impresentables con dinero ordenen y manden en cualquier parte del planeta, que suframos la crisis los que no la provocamos y quienes desconocen la codicia o que algunos fulanos ninguneen la dignidad de las personas…

Porque, reconozcámoslo, la gran mayoría aceptamos que nos rodea la mediocridad: los cero grados de compromiso, de cultura y de amistad verdadera. Seguro que la Navidad desata una pulsión comercial, pero la felicidad no se compra ni se vende: se consigue aprovechando la vida, amando y siendo amado. Ahí queda, valga la redundancia, esta humilde reflexión.

10 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Jorge es una pema que en tu empresa, la Ser Norte, no te den más cancha. Este blog está genial. Seguro que tu jefé nunca podría hacer algo así. Luis Anuencio
anuencio@gmail.com

14 diciembre, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Echaba de menos tu clarividencia! El mundo no tiene arreglo, crack.
Luismi - Madrid.

14 diciembre, 2009  
Anonymous Anónimo said...

¡¡¡¡Grande!!!! ¡¡¡¡Nadie mueve un dedo por nadie!!!!
Besos. Rosa.

14 diciembre, 2009  
Blogger Jorge G. Palomo said...

¡Gracias a todos! ¡Cada vez somos más! Ah, y que sepáis que estoy a gusto en el trabajo: es una pasión visceral. Para forrarme me iría a la política, que diría aquél (lo siento por la mala baba: tengo amigos en este mundo).
¡Salud y risas!
¡Abrazos por doquier!
Jorge.

14 diciembre, 2009  
Anonymous Anónimo said...

¡y x no hablar de la iglesia y el aborto! ¡akí nadie dice nada, Palomo! salu2!

15 diciembre, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Ya sabes que soy, además de tu padre, tu seguidor más incondicional. Una vez más, te felicito por esa chispa que pones en las entrevistas. Sigue así. Besos.
Loren.

15 diciembre, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Buen'isimo lo del blog!
Hay que ser un poco m'as apasionado, que hemos normalizado tanto tod: corrupci'on, abuso de poder, despidos, millonadas por nada, telebasura... que todos esos canallas campan a sus anchas.
Te echo de menos.
Abrazos,
Alberto.

16 diciembre, 2009  
Blogger Andrés Sudón said...

¿Humilde? Acabas de hacer un análisis genial. Imparcial, sincero, basado en la observación objetiva de ti mismo y de los demás. Me ha gustado muchísimo. Y estoy de acuerdo contigo. Un fuerte abrazo, Jorge.

17 diciembre, 2009  
Blogger Jorge G. Palomo said...

¡Cómo os quiero!
¡Feliz fin de semana, que ya toca!
Sed felices, a pesar de los déspotas y las injusticias cotidianas. Brindemos por todos nosotros. Ah, y fijaos en los enlaces, responsables también (con su grandeza) de que este blog suba como la espuma. Salud y risas.

17 diciembre, 2009  
Blogger Ciudadano Kane said...

Pues mira, que voy a decir, leyendo esto a horas de la madrugada, he de decir que es un grán artículo. Madre mía si aquí están todos ¡¡ Hasta Loren !! Un abrazo fuerte y felicidades por el texto.

22 diciembre, 2009  

Publicar un comentario

<< Home