09 diciembre, 2009

Primada

Según la nueva y antológica acepción familiar, “dícese de la reunión de primos con vocación de inenarrables charlas, descollantes risas, infinito cariño y noches épicas donde todos son siempre bienvenidos”. Por decreto y por motivos de salud, debería administrarse varias veces al año y mantenerse fuera del alcance de la gente gris.

P.D.: Son ecos del memorable puente entre Salamanca y Madrid, de la impagable convocatoria de bohemia y de ilusión que marca un antes y un después. Gracias por todo y hasta la próxima huida.

3 Comments:

Blogger Jorge G. Palomo said...

Atención, JRV escribe en su blog un artículo precioso sobre deseos para esta Navidad.
Por alusiones, gracias y felices fiestas:
“Yo, la verdad, es que este año me siento más afortunado que nunca. Tengo a mi lado a la persona que más quiero, una familia de la que me siento inmensamente orgulloso y unos amigos insuperables. Hay más, pero por todo lo que hemos vivido este año, esta Navidad pediré especialmente por Juanpe, Míchel, Tito, Liébana y Palomo. Cinco personas inmensas. Sentirme tan arropado será mi mejor regalo”.

11 diciembre, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Un fortísimo abrazo para ti, Jorge, que veo que no paras. Me gusta mucho todo lo que cuentas en tu blog, cada día actualizas más y mejor! enhorabuena.
Un fuerte abrazo.
V y R.

14 diciembre, 2009  
Anonymous Anónimo said...

¡Ha sido inolvidable y hay que inmortalizarlo!.
Muchos besos a todos.
¡Os quiero! - María-Tiki-Izan.

14 diciembre, 2009  

Publicar un comentario

<< Home