12 enero, 2010

Avatares

Tras la nieve, nos acaloramos con la rabiosa actualidad. Ay, el tiempo pone a cada uno en su sitio y ahora resulta que el duelo más desigualado y morboso de los últimos años en los medios de comunicación era otra trola del periodismo más devaluado que uno recuerda: no me refiero al teórico enfrentamiento entre la Campanario y Belén Esteban (líbrennos la sensibilidad y la inteligencia), sino al grave y ponzoñoso asunto de Herman Terstch y el Gran Wyoming: la agresión al presentador de TeleEspe (sic) fue producto de una trifulca tabernaria a deshoras, nada que ver con las parodias del Groucho Marx patrio, a quien la presidenta de la Comunidad de Madrid acusó de instigador con el cómplice eco de la caverna ideológica que la ampara. Ahora, cautivos y desarmados los fariseos de la información (justo cuando, valga el corporativismo, se condena a quienes aportan datos veraces), uno se pregunta quién pedirá disculpas en nombre de la decencia: lamento el grosor de los términos, pero al pan, pan.

Y hablemos de cosas serias: que Díaz Ferrán siga al timón de la patronal cuando no ha logrado vencer la deriva de su propia empresa supone un insulto para cualquier individuo con sentido común: causa sonrojo comprobar cómo casi ningún político –del color que sea- se moja para exigir medidas urgentes: quizá las recetas contra la crisis que elaboran no les permiten precisamente presumir ante el pueblo llano, que se distrae del espanto cotidiano anhelando fascinantes opios y ancestrales evasiones. Porque la vida está para ver, oír y contar y a pesar de todo, como decía Woody Allen, la realidad es mejor que la ficción porque es el único sitio donde te puedes comer un buen filete.

Y si quieres otros mundos, paladea ese taquillazo inconmensurable titulado “Avatar”, que encumbra al célebre James Cameron por su revolución tecnológica y desprestigia -aún más- al Vaticano por su crítica airada. A estas alturas de la película, que la Iglesia se meta en camisa de once varas no extraña a nadie; que lo haga calificando “Avatar” de “superficial parábola anti-imperialista y antimilitarista” sin “verdaderas emociones humanas” produce asombro; y que la considere un “guiño hacia las pseudo-doctrinas que han hecho de la ecología la religión del milenio”, sencillamente, sirve como ejemplo cafre de humor surrealista: como determinados postulados de los mentores de la auténtica religión: la que clama al cielo... La que fue una, grande y libre. Feliz año.

P.D. de V15/1/2010: Ahora, desear un feliz año cuando nos enteramos de la tragedia de Haití es irónico. Ayudemos como podamos. Tiremos adelante, pase lo que pase.
Mil gracias por vuestro interés.

11 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Vaya repaso, Palomo!! Increible!! Muy buena Avatar... saludos!!
Miguel

12 enero, 2010  
Anonymous Anónimo said...

Empezamos el año dando cera ¿eh?. Avatar no la he visto. No opino. Sobre Díaz Ferrán, si este país fuera serio estaría en la puta carcel ya evitando que se fugue a otro lugar y sería condenado por estafaa cadena perpetua. Lo del presentador del telediario de Telemadrid es de todos conocida su afición a darle a la bebida y su chulería en el trato con sus compañeros de profesión. Un ataque ideológico?? ¿¿Pero quién se cree este tipo?? Una buena hostia por pesado en un bar. Nada más pasó

12 enero, 2010  
Anonymous Anónimo said...

¡Saludos! Lo de la Iglesia clama al cielo, jajajaja. Condeno la agresión y la manipulación que han hecho de lo de HT. No te casas con nadie, Jorge, me gusta, solo con tus valores y tu escritura... no cambies...

12 enero, 2010  
Blogger Jorge G. Palomo said...

Agradezco el respaldo, la crítica, la opinión de todos: ojo con el lenguaje que usamos. Cada día somos más en este blog. Muchos, cientos, miles. Y hace ilusión. Y sí, clama al cielo la Iglesia, jejé: conste que hablo de un sector de la institución, de una jerarquía alejada de la realidad como las noticias de muchos periodistas… La economía va mal, pero nadie hace nada coherente por recuperar la normalidad.

Ah, podéis pinchar en las fotos que elijo: la de El Roto es magistral, la de Zapatero hundiéndose en la ciénaga de la crisis procede del diario El País: del suplemento “Negocios”. Y aprovecho para recordaros la genialidad de los enlaces recomendados: amigos, conocidos, allegados, referentes... No están todos los que son, pero sí son todos los que están… ¿Se entiende? Glups, dicho esto, os animo a seguir participando.
Gracias y feliz año.
El autor.

12 enero, 2010  
Anonymous Anónimo said...

Yo también veo con bastante lástima lo que está quedando de este país. No lo digo con afán españolista ni nada de eso. Lo triste es que un territorio con tanta riqueza y posibilidades como el nuestro vaya a pasos agigantados hacia la ruina, con una clase media cada vez menos media. Esto es un barco que hace aguas por todos los lados. Los precios suben sin parar y los sueldos se mantienen (en el mejor de los casos) o bajan, mientras la gente por lo general tiene jornadas laborales interminables.

Un abrazo,
David.

13 enero, 2010  
Anonymous Anónimo said...

Jorge!
Ayer te escuché en la ser y me alegré mucho. El blog está muy bien y tienes una fan+. Besos. María.

14 enero, 2010  
Anonymous Anónimo said...

¡Hola, guapo! Me alegra mucho saber de vosotros, no sólo por el blog... que me encanta (en la última entrada has ido a matar, ¡¡y me ha encantado!! Eres un crack ;) ). Un gran abrazo a todos, ¡especialmente a mi periodista favorito! Cuidaros muchísimo, y ¡mucha suerte en la nueva casa! - Eva, Tavernes.

15 enero, 2010  
Anonymous Anónimo said...

Estoy de acuerdo con lo del Wyoming y con la Iglesia q hemos topado... De la crisis no nos libra ni Dios y menos a los paises pobres. ¡Felicidades x el blog!
Manuel

15 enero, 2010  
Blogger Jorge G. Palomo said...

Amigos lectores: en la página www.sermadridnorte.com (y en otros páginas de Internet) hay listados de "cuentas de emergencia" para ayudar a los damnificados de Haití. Supongo que es momento de recapacitar y saber que debemos comportarnos lo mejor posible con los demás, solidarizarnos día a día con nuestro entorno.
Abrazos y salud.

15 enero, 2010  
Anonymous Anónimo said...

... Bueno amigo, sabes que estamos ahí. Por cierto tu blog cada vez mejor. besos. T.

19 enero, 2010  
Anonymous Anónimo said...

Lo de Haití es una tragedia y a ti que te gusta el Roto, hoy dice "Sólo seputados se nos ve" con una mano entre ruinas por lo que pasa en el mundo. Saludos. J.

19 enero, 2010  

Publicar un comentario

<< Home