12 septiembre, 2011

Experiencias, melancolía y “vintage”

Cuando me desperté, la realidad era más apasionante que los sueños. Tras el azul turquesa de aquellas playas paradisíacas o los reclamos de Berlín, tocó bajarse en Atocha y, como el artista, quedarse en Madrid. Y lejos de las llamadas serpientes de verano –esas noticias banales que imperan bajo el sol-, la actualidad informativa ha estado implacable, repleta de acontecimientos trascendentes para el digno –aunque casi siempre devaluado- gremio de los medios de comunicación. Ahora bien, hablemos de otras cosas: este tiempo seguro que nos ha brindado a todos experiencias formidables, buenos augurios e instantes magníficos que ayudan a olvidar fatigosas tareas y ciertos sinsabores de la vida.

Os confieso que sólo le llevo la contraria a Holden Caulfield cuando apunta: “Nunca cuentes nada a nadie. En el momento en que cuentas algo, empiezas a echar de menos a todo el mundo”. Y aunque un humilde servidor siempre quiso ser guardián entre el centeno, no podría aislarme del mundanal ruido: ni siquiera rodeado de mis libros, películas, series o cedés favoritos: esas historias que te conmueven y te salvarían de cualquier naufragio.

No, no podría aislarme nunca: me gusta presumir de familiares y amigos, una de las grandezas que me hacen feliz. Gozar de la gente que nos acompaña en el camino: somos mucho más que dos. De los encuentros y reencuentros. De la nostalgia, el carpe díem y los días que vendrán. De los descubrimientos. Y, por supuesto, de no permanecer quietos ante la foto fija de la rutina. Entre cumpleaños, bodas (¡casi un año de aquel hito insuperable!), despedidas de soltero (¡vamos cayendo todos!), escapadas por doquier, espectáculos (¡gracias por continuar!), sudor y risas en el autobús de la radio, mil ferias, saraos y listas de la compra tan largas como las asignaturas pendientes este otoño, la última aventura ha llegado en formato “vintage”: un fin de semana rural por la estepa, recorrido memorable en el túnel del tiempo junto a mi álter ego y una pareja de fábula a bordo de un "fermoso" (castellano antiguo pide la ocasión) Citröen Dyane 6. Conversaciones y proyectos a ritmo de rock and roll, complicidad "a tutiplén" y delirios de eterna juventud. Próxima parada: la capital del mundo.
Entre tanto, a disfrutar cada minuto.
No importa la meta, sino el viaje... con sus imprevistos.

17 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¡Jorge! He aquí la forma más fiable, segura y divertida de conocer las novedades más relevantes de la feria audiovisual profesional más importante de Europa.

¡No te quedes atrás!
Saludos:
Julio Gómez I Fotografía I Vídeo I HD-DSLR I S3D
http://juliogm.wordpress.com/

12 septiembre, 2011  
Anonymous Anónimo said...

PERO QUÉ GRANDEEEE!!!

12 septiembre, 2011  
Blogger Jorge G. Palomo said...

¡Gracias por las sugerencias y esas cosas, majos! ¡Abrazos mil!

12 septiembre, 2011  
Anonymous Anónimo said...

http://www.quierotocarlasestrellas.blogspot.com/

13 septiembre, 2011  
Blogger Jorge G. Palomo said...

¡Holaaa! Alguien me lo dijo el otro día y ya he reencontrado el artículo. Lo escribí en "El Silencio Sonoro" el año pasado. Gracias por el interés y a ver si el planeta salva todos los baches. ¡Salud!

LA FIRMA DEL MARTES.
JORGE GARCÍA PALOMO
- Intrusismo -

La eterna polémica surgió este pasado verano durante un programa de radio, tras conocer que numerosos profesionales mediáticos carecen de la titulación universitaria ad hoc. Ya sé que, según dónde trabajes, este gremio se muestra comprensivo con los comunicadores brillantes y de luenga experiencia, al margen de la cualificación académica. Pero no sólo reluce el oro y los intrusos se cuelan por doquier: como diría Ortega, “no es esto, no es esto”. Y sí, sospecho que antiguamente el periodismo funcionaba de otra manera, pero en la actualidad existen facultades y escuelas para algo. Hay que regular el mercado porque la generosidad de admisión de estos pseudos-profesionales nos regala momentos surrealistas y nos demuestra que, en la mayoría de los casos, viven igual o mejor que quienes tuvimos que pagar para estudiar -con sus luces y sus sombras- una carrera en la Facultad de Ciencias de la Información.


En fin, o alguien nos engañó entonces o nos han estafado ahora. Mirad alrededor y aplicadlo a vuestro trabajo. El asunto levanta ampollas y quien lo aborda se mete en camisa de once varas pero, por favor, dignifiquemos cada ámbito de la vida, cuidemos las reglas, las normas o, directamente y sin compasión, mandemos a tomar viento el sistema establecido. ¿Quién dijo que la formación te abre las puertas de la empresa? A veces, bastan el chanchullo, los contactos o la corriente alterna. Sin acritud.

13 septiembre, 2011  
Anonymous Anónimo said...

Cómo lo pasáis!!

13 septiembre, 2011  
Blogger Marco Fidel Vargas Ramos said...

Querido Jorge en este relato me he metido de lleno y lo he vivido, como si dentro estuviera. Emocionado me encontré al divisar en la carretera ese Dyane 6, que como te conté tuve uno y fué fantástico. Por último amigo Jorge, nos tomaremos una copa en el "VINTAGE", arriba en el paseo de la chopera, allí donde mis amigos. Cuidate y no dejes de escribir lo llevas en la sangre y ten cuidado con las garrapatas que como decía Noe, este verano en RNE, son bichos....

13 septiembre, 2011  
Anonymous Anónimo said...

Hola mister palomo! Me alegra saber que estás bien. PD: por cierto tenemos pendiente dos cenitas. Un abrazo fuerte. Pablo Andrey. Madrid.

14 septiembre, 2011  
Anonymous Anónimo said...

Hola Jorge, cómo te va todo?...
Que sepas que, en mis páginas web, esta presente el enlace a tu blog. No sólo en El Radioadicto, sino también en Sentirse Seguro, mi página sobre seguros, que es lo que me da de comer. Ya sabes, si necesitas un seguro en http://www.nachoherranz.com las mejores ofertas sólo haciendo click en los banners!!!..
Un fuerte abrazo

14 septiembre, 2011  
Blogger Chuchi said...

Es más kistch el vestido de Noe que la propia "cirila".
Un abrazo. Chuchi
http://quierotocarlasestrellas.blogspot.com/

15 septiembre, 2011  
Anonymous Anónimo said...

Felicidades! Tú lo has dicho, no importa la meta sino el camino.
Besos. Rocío. Madrid.

16 septiembre, 2011  
Blogger Jorge G. Palomo said...

Lectores del blog:

Me piden que difunda este artículo de Elvira Lindo para homenajear la labor -estos días asaz denostada- de los profesores, un gremio que adoro y que llevo en la sangre. Va por vosotros. Ánimo y abrazos. Gracias por la confianza (me lo habéis remitido varias personas que piden no aparecer en el remite: ¡esos maestros!).
Que vaya todo bien.

"ELVIRA LINDO

Confundir horas lectivas con horas de trabajo no es gratuito, es una manera de contribuir al lugar común de que los profesores trabajan poco. Tampoco es nuevo: siempre que se trata de estrechar los derechos laborales en la enseñanza alguien deja caer, como de manera inocente, que los docentes de la educación pública gozan de más ventajas que el resto de los trabajadores. Por más que se informe sobre los desafíos a los que se enfrenta un profesor en nuestros días, siempre habrá un buen ciudadano que llame a la radio o escriba al periódico para informar, por ejemplo, de las largas vacaciones que disfrutan los maestros. Es un clásico. A los políticos se les llena la boca con que no hay inversión más útil en nuestro país que la destinada a educación, hasta que un día se ponen a hacer números y empiezan por ahí: prescindiendo de interinos y poniendo sobre los hombros de cada trabajador dos horas más.

Explicar que ser profesor no consiste solo en dar clase debería de ser innecesario. ¿Qué consideración se les tiene a los docentes si se extiende esa idea? El profesor enseña, pero también corrige, ha de preparar sus clases, perder un tiempo precioso en absurdos requerimientos burocráticos y, en ocasiones, hacer labores de trabajador social. La educación requiere ahora más energía que nunca y no es infrecuente que el enseñante desarrolle patologías físicas o psíquicas. Su trabajo cansa, es más duro que muchos de los trabajos que nosotros realizamos. Los niños y los adolescentes son grandes devoradores de la energía adulta. Los escritores que hemos visitado colegios e institutos lo sabemos: dos horas dando una charla ante una vampírica muchachada te dejan para el arrastre.
¿Cómo pretenden los responsables del injustificable derroche autonómico que se comprenda que el sacrificio ha de comenzar por los que ya están sacrificados?".

19 septiembre, 2011  
Anonymous Anónimo said...

¡Grande! Un fuerte abrazo y de nuevo gracias... G.

19 septiembre, 2011  
Anonymous Anónimo said...

Hola, este es un enlace a un interesante documental que trata sobre la industria de la cómida. Merece la pena verlo teniendo un poco de tiempo, para tomar conciencia. Un saludo.
Carlos Moreno.

Link:
http://vimeo.com/21832191

21 septiembre, 2011  
Blogger Marlon said...

Acabo de descubrir este blog y me ha resultado muy interesante. Volveré.

un saludo

23 septiembre, 2011  
Anonymous Anónimo said...

ijos de p todos los que escriban un comentario mas en esta entrada

28 septiembre, 2011  
Blogger Jorge G. Palomo said...

¡Sois unos cachondos! ¡GRACIASSSSS!

29 septiembre, 2011  

Publicar un comentario

<< Home